Atención Domiciliaria

El hogar puede ser el mejor lugar para recuperarse de una enfermedad, una cirugía o un problema de salud crónico. Nuestra opción de atención domiciliaria le permite ahorrar dinero y recuperarse en la comodidad de su propio hogar.


Nuestro equipo de atención domiciliaria incluye a las siguientes personas:


  • su médico;
  • personal de enfermería de atención domiciliaria;
  • fisioterapeutas, terapeutas del habla y terapeutas ocupacionales;
  • auxiliares de atención domiciliaria y trabajadores sociales médicos;
  • usted y su familia garantizan que la atención sea personal, lo que deriva en una recuperación más rápida.


El servicio de atención comienza con una evaluación médica en su hogar. Nuestros especialistas en salud pueden enseñarle a mantener un mejor estado de salud y evitar visitas no deseadas al hospital en el futuro.


Quién paga los servicios de atención domiciliaria


Medicare de EE. UU. cubre nuestros servicios y la mayoría de los planes de seguro los aceptan. Nuestra experiencia con las normas, las regulaciones y los beneficios asociados con la atención domiciliaria garantiza que usted recibe la atención que necesita.


La atención domiciliaria incluye servicios para pacientes que:


  • son dados de alta del hospital o clínica pero necesitan cuidados adicionales en el hogar;
  • requieren asistencia a corto plazo en el hogar después de una cirugía;
  • necesitan asistencia para vivir en forma independiente debido a una enfermedad, una discapacidad o condición de ancianidad;
  • requieren atención médica periódica debido a una cardiopatía, diabetes u otra afección, como trastornos musculares, nerviosos o respiratorios.